Lo Cotidiano

4 meses después.

Hoy, acá en la sala de nuestra casa, viendo la lluvia caer reflexiono. 

Por que todo cae siempre en su lugar.  Por que la vida nunca para de sorprendernos. 

Por que estos han sido los meses más arduos sin embargo más lindos que he tenido.  

Extraño muchas cosas, eso lo digo sin dudar.  Extraño ver a mi viejo todos los días, estar con el todos los días, lo extraño tanto que duele. Pero pues, me tengo que conformar con ir cada vez que puedo, cuando se que está despierto y es que odio conformarme.  

Me encanta esta vida, todo es tan diferente.  Hasta las peleas me encantan pues nos unen más. 

Trabajamos fuerte y mucho, pero por nuestro futuro, por querer viajar, por querer hacer, por querer vivir. 

Vivir. Y es que no nos queda de otra. 

En diciembre nos daremos el gustazo de nuestra vida, nuestro primer viaje juntos.  Donde veremos ambos por primera vez la nieve, donde nos aventuraremos a una cultura y un idioma diferente, a gente distinta a todo.  A París.  Y es que aún me cuesta creerlo.  Todos los sacrificio han valido la pena y eso me llena de alegría, me llena de vida. 

Ver los frutos de nuestro trabajo no tiene precio… bueno sí, pero y que importa, que para eso trabajo. 

Todo va bien, mejor de lo que podría decir.  

Y en fin, es que me siento feliz, feliz, plena y llena de vida.  Me gusta, me gusta mucho. 

Así que 4 meses después puedo decir que la vida me sonríe y me sonríe bien.  

Y es que no puedo pedir más. 

 

Au revoir, 

Ady

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s